viernes, 22 de junio de 2018

Toda la verdad, Karen Cleveland

Hola, espero que todos tengáis un buen inicio de verano.

Para ayudar a que esto ocurra hoy os traigo Toda la verdad, de Karen Cleveland, está editado por Planeta en tapa dura y tiene 442 páginas.

Viv y Matt son el clásico matrimonio americano de clase media. Viven en una casa con jardín, con cuatro hijos pequeños, él con un trabajo estándar y el de ella algo más peculiar, trabaja para la Central de Inteligencia Americana, la CIA. Su puesto actual es de una importancia sumamente relevante, ya que está destinada en la sección que lucha contra el espionaje ruso. Es cierto que Viv siempre ha pensado que su trabajo cuenta, que ayuda a su país y disfrutaba mucho con el. Aunque últimamente su trabajo ya no es su prioridad número uno, desde que nació su primer hijo, Luke, ha deseado ser una madre al uso y pasar tiempo con él, después llegaron los demás. y siempre, por una razón o por otra, ha tenido que ir postergando ese deseo, por el bien de los niños, por el bien de América.

Matt, es el hombre de los sueños de Viv. Un marido atento, que le regala flores, que trabaja menos horas, por lo que se encarga de la comida, de la compra, de recoger a los niños del colegio (uno de los mejores de la zona, aunque cueste mucho pagarlo) de las consultas con el médico del pequeño y de llevarlos a todos a sus múltiples actividades diarias. Siempre ha sido el marido perfecto, de película, tal vez incluso... demasiado perfecto. Viv se siente mal cuando ve que los niños quieren más a su padre, que es él quien los comprende y cura todos sus temores con su sola presencia. Mami siempre tiene trabajo, es lo normal...

Un día de trabajo normal se vuelve mucho más emocionante, cuando antes de tener que atender a una reunión para ver el progreso del último periodo (y al que no tiene nada nuevo que llevar) Viv descubre que se está acercando mucho a un posible contacto ruso. No quiere que sus expectativas vuelen, muchas veces estos casos suelen acabar en falsas alarmas. Pero parece que este tiene visos de ser un hallazgo real. Después de infiltrarse en lo que parece ser un ordenador que opera desde Moscú, descubre un fichero cifrado en que aparecen las fotos de cinco posibles espías rusos infiltrados en América. Su sorpresa es mayúscula cuando al llegar a la última foto resulta que conoce al posible espía.

Entre los compañeros de Viv hay de todo, quién le da a la bebida, quién tiene una pareja de su mismo sexo, quien tiene problemas maritales o quien sufre verdaderas tragedias en casa. ¿Podría uno de ellos... traicionar a su país? ¿Podrían haber llegado tan lejos desde Rusia? ¿O la traición estará mucho mas cerca? ¿Tal vez en casa ?

La historia es muy entretenida, te sumerge desde el principio en un ambiente de sospecha e inseguridad que te mantiene en vilo durante toda la novela. La posición en la que se encuentra Viv no se la desearía a nadie, durante la lectura me he planteado varias veces si la forma de actuar del personaje era verosímil, me refiero en concreto a que este personaje es una analista de la CIA, a la que se presupone un entrenamiento muy exhaustivo en ciertos aspectos necesarios en un centro de inteligencia. Y tengo que reconocer que mi valoración del personaje en esos momentos caía. Por otro lado, cuando algo te afecta de forma tan directa como a Viv en esta historia debe ser muy difícil actuar de forma totalmente imparcial, y separar la razón de los sentimientos, lo que crees, y lo que quieres creer, Y al final, ¿que hay más humano que eso, creer lo que queremos creer, aunque todas las flechas apunten en otra dirección?

El libro cumple con las expectativas, es una lectura ligera, ideal para el verano, para meterla en la bolsa de la playa o la piscina y leerla en la arena, en la tumbona o en el césped, dependiendo de la suerte de cada cual. Os hará pasar un rato muy entretenido y podréis seguir las vicisitudes de la pobre Viv, y analizar si su forma de actuar os convence o no, juzgar es fácil, pero... ¿Qué harías tú en su misma situación? ¿Cómo lo resolverías? Difícil, muy difícil. 

TODA LA VERDAD, SIETE.

PD: Echad una mirada a vuestro alrededor, ¿todo va bien, demasiado bien? tened cuidado, tal vez tengáis un infiltrado...

11 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo contigo, es una novela ligera que cumple con la función de entretener, ideal para el verano...
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Entretenida sin más esta novela. También me ha costado creerme en ocasiones al personaje de Viv, esa fe ciega en su marido... Y trabajando en la CIA, especialista sobre todo en espías rusos... ¿sin saber ruso? Un poquito desconcertante.
    Besotes!!!!

    ResponderEliminar
  3. Una lectura muy adecuada para la estación que estrenamos y de la que comparto tu opinión. Un beso

    ResponderEliminar
  4. De entre lo poco que hemos conocido de Matt, destaco como tú su sospechosa perfección. Ninguno de nosotros pasa el algodón en según qué situaciones. Es demasiado perfecto hasta para vivir dentro de una historia de ficción. Un personaje poco explotado, pero sí es verdad que el desarrollo de la trama se sustenta sobre otra base: Viv. Con respecto a ella, he tenido las mismas dudas que tú. Muy bien contado, pero me ha costado entenderlo si es que lo he hecho. Entretenida, sí, y buena nota la que le has concedido. Un abrazo, caballero.

    ResponderEliminar
  5. Coincido contigo en que es una novela entretenida. Cumple su función y no te aburres en ningún momento. Vivian no me ha parecido un personaje redondo. Pero ha estado bien.

    ResponderEliminar
  6. De acuerdo totalmente contigo, es una novela para el verano y en cuanto a los personajes, Matt demasiado proteccionista y Viv en algunos momentos un tanto desquiciante en algunos momentos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Hola. A mí Matt me enamoró desde el principio, el marido ideal. Menudo cambio de rol da, genial para la novela, y la tortura para el lector y como no, para Vivian. He disfrutado mucho con la novela, muy entretenida. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Muy de acuerdo contigo en que el ambiente de sospecha se mantiene a lo largo de toda la trama. La autora ha sabido jugar con el personaje de Viv, poniendo patas arriba una vida perfecta, y descolocándonos a nosotros como lectores, que no siempre entendemos su forma de actuar. La intriga está servida, la duda se mantiene en el personaje y en nosotros como lectores, y esos guiños al pasado donde se evoca cómo se conoció el matrimonio y cómo han formado una familia feliz no hacen más que acrecentar esa incertidumbre que hacen de la trama una lectura entretenida, que se disfruta más si nos acercamos a ella sin las expectativas demasiado altas, en mi opinión. Muy buena reseña como siempre, Domi.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Ya sabes que a mi me gustó, sobre todo por su planteamiento, porque la autora ha jugado con nosotros lo que ha querido, incluso con la perfección personificada que representaba Matt en la historia, que nos chirriaba y desesperaba a partes iguales, al igual que Viv, solo que ella llevaba todo el peso de la historia y, prácticamente, lo hemos soportado nosotros por lo bien que se ha generado el desconcierto, la incertidubre y, en ocasiones, las ganas de mandarla a pastar por no decir algo más fuerte. Para mí, es un mérito de la novela.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Es una novela que, sin llegar a ser espectacular, cumple el objetivo; la trama esta bien elaborada, mantiene la intriga, la lectura es ágil, el giro final sorprende, si he de ponerle un pero es a los personajes, creo están estereotipados. Saludos

    ResponderEliminar
  11. Me encanta tu PD. Una gran reseña con la que estoy titalmente deacuerdo, una lectura entretenida y ligera. Besos mil.

    ResponderEliminar