lunes, 2 de julio de 2018

Escrita en tu nombre, Amelia Noguera.

Buenas y veraniegas mañanas.

Hoy os traigo una novela intimista, se trata de Escrita en tu nombre, de Amelia Noguera. Está editada por Berenice en tapa blanda y tiene 350 páginas.

Magdalena es una mujer aún joven que tiene que asimilar un fracaso amoroso y vital. Pero no siempre es fácil. En su interior varias facciones pugnan por imponerse al resto y tomar las riendas de su vida. Magda, aferrada al pasado, resistente al cambio, conservadora y sufridora. Herida, muy herida y dañada, dañada por quién supuestamente más tenía que cuidarla. Y Malena, que quiere ponerse el mundo por montera, y disfrutar, abrirse, reír, avanzar, amar. Recuperada y liberada de las ataduras que la han mantenido amordazada durante años. Estas dos personalidades tan diferentes tratan de callarse la una a la otra, anularse para sobrevivir, y es que cambia mucho la vida según la dirija una o la otra. Además tenemos a su "Yo" recientemente recuperado, porque como ella misma dice al principio de la historia: "llevaba demasiado tiempo no siendo yo".

Omid. Un músico iraní afincado primero en Gran Bretaña y luego en España. Como buen músico es sensible, en exceso a veces, y la gente sensible sufre, porque no sabe mirar para otro lado cuando debe y siente las desgracias ajenas como propias, y el dolor ajeno como suyo. A la vez tiene una fortaleza abismal, la que le permite seguir adelante intentando obviar un pasado doloroso, tan doloroso que no quiere volver a su país de forma permanente a pesar de que toda su familia, los que quedan al menos, viven allí y quieren que se reúna con ellos. Pero Omid no puede volver y olvidar, volver y sufrir, volver y vivir sobre todo por los que ya no podrán. Porque el destino es cruel y a veces elije. Elije entre quienes lo son todo para tí y ellos no siguen viviendo y tu si. ¿Por qué? ¿Que te hace a ti seguir viviendo, ser elegido ? ¿Cómo perdonarte a tí mismo seguir adelante, estar vivo?

Junto a las diferentes encarnaciones de Magdalena, (Malena, Magda y su yo) está su amiga de siempre Laura. Esa amistad que cristaliza forjada por los lazos de acero de la infancia y que parece indestructible, incuestionable, para siempre. Pero el tiempo nos enseña que nada es para siempre. También tenemos a la familia de Malena, que lucha por sobrevivir en una época difícil, persiguiendo un sueño, unos padres vencidos, que se levantan cada día para dar batalla, y que tras mucho esfuerzo logran uno de sus sueños. Esto les dará energía y fuerza para tirar una temporada más. Pero los sueños alcanzados a veces, con el tiempo, se tornan pesadillas y acaban por hundirte bajo su peso.

Del lado de Omid tenemos a su amigo Juan, abandonado por el amor de su vida, que siempre se dejó querer (es muy cómodo que te traten como a una reina y dejarse adorar) y que salió huyendo detrás de otra mirada. Lo ha hecho otras veces, pero esta ocasión es distinta, ha dejado junto al abatido Juan a su hijo, un niño inteligente y sensible al que no sabe como cuidar. Juan necesita apoyo para ejercer de padre de un niño que no es suyo, pero al que adora como tal. También tenemos a Anabel, fuerte, independiente, segura de sí misma, la cara opuesta de Magda y que apabulla a Malena. Anabel siente que el mundo le pertenece por derecho, que todo está a sus pies, para hacer y deshacer a su antojo. Y la familia de Omid, esperando una vuelta al hogar que nunca llega. Espera una madre, una hermana, unos sobrinos, pero no esperan otros, un padre, un hermano...

Además tenemos a una serie de personajes episódicos, como prismas que nos ayudan a situar a los protagonistas y que se ven influenciados por su contacto, produciendo cambios radicales en sus vidas, que Omid y Malena no se atreven a realizar.

La historia en principio llegó a mis oidos como novela romántica. Nada más lejos de la realidad. En el mundo de hoy vivimos para etiquetar, todo tiene que pertenecer a una categoría u otra. Bajo mi punto de vista estamos ante una historia de amor, si, pero no una novela romántica bajo ningún concepto. Es una historia intimista, de unos personajes que por distintas circunstancias han sufrido daños personales importantes en su vida, de los que dejan huella y dejan marcas, de los que rompen en pedazos fuertes personalidades, y destruyen lo mejor de ti, tu autoestima, tu propio yo. No es fácil recuperarse de algo así, y cuando parece que lo estás consiguiendo siempre hay un lado Magda que por miedo no quiere avanzar. Es más seguro no ceder, negarse a ver la realidad y seguir viviendo en una fantasía, negarse a ver evita el dolor. Seguir adelante duele.

Aviso de que cuesta un poco entrar en la novela, un poco. Pero después, más pronto que tarde, quedarás sumergido y totalmente subyugado por la historia de Malena y Omid, por su lucha por la vida y por seguir adelante dejando atrás los fantasmas del pasado. Digo Malena, porque es con quién hay que quedarse, la que avanza a pesar del miedo y de las vacilaciones.

La novela está divida en capítulos, que a su vez se dividen en fragmentos más pequeños que facilitan su lectura. El estilo es intimista, como una amiga o un amigo que te va desvelando poco a poco su historia, sus problemas y como enfrentarse a ellos. Hay descripciones maravillosas, destaco unos paseos por Roma que te hacen estar realmente en la ciudad,  como si de una visita de realidad virtual se tratase. Tal vez si que es una lectura más pausada, para reflexionar sobre gente que ha acabado rota en pedazos y aún así tienen la valentía de luchar y tratar de recomponer esos pedazos, aunque al final no queden como estaban en un principio.

ESCRITA EN TU NOMBRE, OCHO.

PD: ¿Y tú, lucharías por recomponer tus pedazos rotos por la vida? ¿Nos queda otra opción?

12 comentarios:

  1. En su día la deje pasar, no me llamaba lo suficiente. Veo que te ha gustado, pero sigue sin tentarme.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Pienso casi igual que tú, yo la he leído lentamente y la he disfrutado y no es una novela romarománaunque exista la historia de amor, besotes

    ResponderEliminar
  3. Una historia de amor, pero no una novela romántica. Una gran reseña Domi. 😘

    ResponderEliminar
  4. Una reseña fantástica, Domi. Has sabido sacar lo mejor de ella, porque son muchos los frentes que la convierten en única.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Tenemos pensamientos muy similares. Creo que explicas perfectamente aspectos complicados de la novela. Ami también me costó entrar en ella.

    ResponderEliminar
  6. Estamos de acuerdo en prácticamente todo, aunque yo no he querido contar tanto acerca de Malena, con todas sus aristas. Besos

    ResponderEliminar
  7. Muy bien, Domi. Has retratado el carácter de los personajes, destacando lo destacable y nada más, de una forma clara y muy bonita de leer. Parece fácil, pero no lo es. Totalmente de acuerdo, no es una novela romántica. El intimismo es lo que mejor la define y para descifrar su o sus mensajes hay que leerla. Destaco como tú el paseo lector por Roma, quizá, porque lo hemos compartido. Has embellecido «Escrita en tu nombre» con tu reseña, no tengas duda, y te doy un 9,5. Ja, ja, ja. Un beso y un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Muy buenas

    Me cuesta diferenciar entre una novela de romance y una que trata sobre la consolidación de una relación de amantes como en este caso son Malena y Omid, para mí si que entra dentro de la categoría pero debe ser que no estoy teniendo algo en cuenta porque ni la propia autora lo ve así jaja.

    Coincido mucho en que el estilo es intimista y que hay que tener algo de paciencia con el inicio. Bonita reseña :)

    PD. Yo también participé en la LC y puedes encontrar mi reseña en mi blog.

    ResponderEliminar
  9. Una reseña muy bien resuelta, has visto los puntos fuertes, que son muchos y les has dado luz. Para mi ha sido una novela muy original y me ha gustado. Un beso

    ResponderEliminar
  10. Una reseña muy acertada, Domi, recalcando que no estamos ante una novela romántica, sino intimista, e intimista es el estilo en que está escrita. Estoy contigo en que cuesta un poco entrar en la historia al principio, porque no sabes muy bien en las primeras páginas qué vas a encontrar, pero una vez metidos en la historia, hay que reconocer que se disfruta, porque es en muchos casos una historia de superación con unos personajes muy bien perfilados, y todo ello muy bien narrado. Ha sido un placer conocer a Malena y sus otros yo", y a Omid.

    ResponderEliminar
  11. Muy bueno tu análisis de la novela. Es verdad que es una novela intimista, con una gran amor de fondo, pero que te deja respirar otras muchas historias a lo largo de sus páginas. Es envolvente, dura a veces y tierna otras. Una narración excepcional.

    ResponderEliminar
  12. Cierto, es una novela intimista que habla de amor. Una novela para leer despacio y disfrutar de lo que Amelia nos quiere contar. ¡Excelente reseña!

    ResponderEliminar