miércoles, 1 de junio de 2022

Nada importante, Mónica Rouanet

¡Hola a todos!!

Parece que ya van subiendo las temperaturas, tardes largas ideales para leer van llegando cada día.

Para aprovechar estas tarde os traigo "Nada importante" de Mónica Rouanet. Está editada por Roca Editorial en tapa blanda y tiene 315 retorcidas páginas.

La historia...

(Extracto de la editorial)

En el Madrid de los años noventa, una joven logra sobrevivir a lo que parece un brutal ataque de violencia de género. La prensa y la opinión pública se hacen eco de la noticia y, durante días, no se habla de otra cosa. Incluso hay quien afirma que se lo estaba buscando. Cuando por fin despierta del coma, Minerva no recuerda absolutamente nada, ni siquiera a su agresor que, desde ese instante, se mezclará entre sus amigos más íntimos para convertirse en su sombra y permanecer a su lado durante años esperando, a pesar de los cambios sociales, el momento oportuno para finalizar su "autoencargo". Pero, ¿las cosas han cambiado tanto como creemos? ¿Por fin la sociedad ha dejado de juzgar a las mujeres que sufren agresiones de este tipo?

Los personajes...

Minerva, es nuestra protagonista principal. Al comienzo de la historia es una joven estudiante de poco más de veinte años que se saca un dinero extra trabajando como camarera. Parece que ha conseguido reconducir su vida tras dejar atrás una relación tormentosa con su novio de toda la vida, considerado el mejor partido del pueblo. Ahora en Madrid todo eso parece lejano y superado en parte. Para desgracia de Minerva alguien ha decidido ponerla en su punto de mira. Alguien que cree que las buenas mujeres tienen que estar supeditadas a los hombres, a sus novios o maridos y plegarse a todos sus deseos, que están concebidas para facilitar la vida de sus parejas. Y este alguien tiene como hobby dar lecciones a esa clase de mujeres y a los hombres que no son dignos de  ese nombre y se dejan pisotear sin hacerse respetar. ¿Los pelos como escarpias verdad?

Está claro que Minerva es la protagonista principal. Junto a ella está su madre, Sagrario, una mujer chapada a la antigua que sin darse cuenta ha fomentado que su hija soporte el maltrato del novio de Minerva. Su amiga del pueblo, Hilda. Una mujer que no es española y que tiene una mentalidad mucho más abierta que el resto de las amigas de Minerva. Y que es la que le da un poco de aire fresco que respirar y sigue a su lado pase lo que pase. Además también tenemos a Julio Amaya, un ex periodista de cierto prestigio que ahora se pasea por las tertulias de ciertos programas de televisión buscando audiencia de forma torticera y que pierde todo enfoque de ética profesional con tal de conseguir un reportaje que pueda colar en un programa y le dé sus minutos de gloria, al precio que sea. También tenemos a un par de amigos de Minerva y su entorno, Fran y Manuel, que llegan a la vida de Minerva cuando ya está en Madrid y después de su salvaje ataque. Uno piensa que puede fiarse de sus amigos  ¿verdad? 

Mi opinión...

Nos encontramos ante un libro con diversas aristas. Ante todo tenemos una novela negra que cuenta una historia de maltrato bestial y a diferentes niveles, físico, psicológico, mantenido en el tiempo, social, e incluso cuando Minerva sobrevive a su brutal ataque, la pena de telediario. ¿Qué habrá hecho ella para que su pobre novio le dé esa paliza...? Seguro que algo de culpa tiene... En fin, ya sabéis de qué hablo. La ambientación está bien lograda, ya que la historia está contada en dos tiempos, los años noventa y la actualidad. En este lapso vemos que la sociedad ha conseguido avanzar en ciertos aspectos, pero que aún queda mucho trabajo por hacer. La trama está muy bien hilada y te mantiene totalmente absorbido desde que comienzas la primera página hasta que cierras el libro y además te da mucho que pensar. No voy a hacer algún comentario que me muero por hacer por no reventar nada de la historia, pero ya os digo que tiene algún giro sorprendente, de los que te dejan tiritando. Los personajes están bien construidos y son coherentes, sobre todo Minerva y su madre y nuestro "justiciero" que es un sádico sociópata que estaría mucho mejor encerrado entre cuatro paredes acolchadas. El resto de personajes, aunque bien pincelados podrían estar mejor definidos.

En definitiva un libro estupendo para disfrutar de una lectura compulsiva y densa (en el mejor sentido de la palabra por la temática de la novela) en estas largas tardes en las que da tiempo a disfrutar de unas páginas de lectura diaria. Eso sí, en cuanto lo empieces, lo leerás del tirón.

NADA IMPORTANTE, OCHO Y MEDIO.

PD: Hay veces que los árboles no te dejan ver el bosque... pues coge una motosierra y al lío.


2 comentarios:

  1. Pues la leeremos próximamente y tu reseña desde luego deja con ganas de empezarla prontito.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya verás como os gusta, ya os leeré. Muchas gracias por pasarte y comentar. Un besazo!!

      Eliminar